“Reconstruir el tejido social del país es compromiso de todos”

Hoy viernes, durante la celebración eucarística institucional de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, obispo auxiliar de Medellín y secretario general de este ente eclesial, hizo un llamado al pueblo colombiano a retomar la confianza en Dios y asumir cada uno desde su interior un compromiso por el bienestar del país.

Tomando la lectura del evangelio de san Lucas: “Mi casa será casa de oración; pero ustedes la han hecho una cueva de bandidos”, el prelado explicó que la discusión de los vendedores del templo no era solo por un edificio, sino por “rehacer la relación con Dios, devolver toda la confianza en el Señor y entregar todas las energías al bien común o al bien del anuncio del Evangelio”.

“Esta es más bien una invitación a la coherencia (…) A los católicos se nos pide de manera especial una coherencia muy fuerte que sea testimonio de vida atrayente y que cause impacto”, aseveró.

Así, confrontando el pasaje evangélico con la realidad que está viviendo hoy el país, el prelado recordó que la reconstrucción del tejido social está en nuestras manos y es compromiso de cada colombiano aportar para que este proceso avance.

“Los cristianos vivimos en un mundo que nos plantea muchos desequilibrios, sin duda encontramos dificultades, pero nuestra respuesta no es simplemente seguir la corriente, sino vivir el testimonio ojalá como Jesús, impactante y definitivo en los valores del Evangelio”, apuntó.

Además, recordó la figura de santa Cecilia, una mujer que desde un principio fue testimonio y dio su vida por esos valores del Evangelio. “Ella nos enseña que es posible seguir a Dios con toda nuestra vida a pesar de nuestras limitaciones, que podemos servir a Dios, alabarlo con todo lo que él nos ha dado, poniendo al servicio de nuestros hermanos los talentos, gracias y convicciones que hacen parte de nuestro seguimiento en el Señor”.

Concluyó su homilía pidiendo la intercesión de santa Cecilia “por nuestro  país y por todas las actividades que se realicen para promover la reconciliación y la paz».